RSS

Tag Archives: parenting

No miento cuando digo que a mí me enseñaron a mentir

Como bien escribió Klau en este post, vivimos en una sociedad de pinochos, y cuando afirmo que a mí me enseñaron a mentir no me refiero a que mis padres en algún momento  me expresasen de forma abierta que mentir era la forma de avanzar en la vida y mucho menos quiero decir que haya sido uno de los valores que ellos me inculcaron desde chiquita. Cuando hablo de que me enseñaron a mentir, me refiero a que de una forma indirecta mis padres y el entorno me convirtieron en mentirosa por meras razones de supervivencia, porque cuando uno no es popular y tiene padres muy correctos, es bastante más difícil encajar en la sociedad que cuando uno tiene una personalidad más rebelde y viene de una familia de padres permisivos.

El problema raíz de ser una niña mentirosa radica en que mis padres nunca trabajaron conmigo lo suficiente el tema de la confianza. Yo sabía desde pequeña que había ciertas cosas que mis padres no se podían enterar de que yo había hecho si es que me quería ahorrar un buen regaño; y cuando hablo de “cosas” no me refiero necesariamente a cosas malas, sino simplemente a cosas que ante los ojos de mis padres no estaban bien o no eran lo suficientemente seguras o correctas y por ende yo no debía hacerlas, según ellos.

Sobre todo mi madre aún hoy en día tiene una visión muy cerrada y limitada sobre qué es lo correcto y sobre qué cosas uno debe o no hacer. Especialmente cuando uno es mujer y crece en una familia tan conservadora y ortodoxa como la mía es difícil que los padres entiendan que vivimos en el siglo 21 y que uno como ser humano tiene una necesidad innata de ENCAJAR en el entorno. Read the rest of this entry »

 
4 Comments

Posted by on November 16, 2011 in no soy monedita de oro

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A los padres del mundo, ¿por qué?

En una encuesta a padres con niños pequeños, menos del 1% de las parejas decidieron que fuese el hombre quien se quedase durante 1 año en la casa para cuidar de los niños. SIn embargo más del 60% de los hombres encuestados  afirman que les gustaría pasar más tiempo con los niños y tomar más parte en el proceso de crianza de sus hijos.

Luego de leer el anterior párrafo en clases, la profesora nos plantea la pregunta del millón,

¿Por qué si hay tantos padres que quisieran quedarse en casa para cuidar de sus hijos durante sus primeros años de vida, hay tan pocos que efectivamente lo hacen?

A mí esta cuestión me parece interesante, iniciamos un debate sobre las razones que considerábamos que podrían ser la causa por la que tan pocos padres se dedican al cuidado de sus hijos y lo primero que a mí me vino a al mente fue, que es por razones culturales.

En ciertas culturas patriarcales, el hombre es el que debe hacer frente a la carga económica de la familia; esto sería dentro de lo que se considera el núcleo familiar tradicional, la mujer se queda en casa, el hombre trabaja y saca la familia adelante; pero además de ese factor social o tradicional, yo creo que hay algo más allá que tiene que ver con el típico machismo que está tan arraigado en ciertas culturas, pero este punto lo comentaré un poco más adelante.

Read the rest of this entry »

 
Leave a comment

Posted by on November 12, 2011 in cosas que nunca entenderé

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

Tú también nos echaste una vaina!

A pesar de que a esas horas debía estar en clases, mi desacomodo a la nueva rutina me hizo optar en cambio por tomarme un respiro y pasar a visitar por casa a La Sangre. Tras cruzar la puerta saludé cálidamente pero me la encontré a ella con una cara larga mientras que él, al teléfono, le daba a La Artista la noticia. Una crónica que en ese instante escuché de manera incidental pero que me afectó enormemente.

 

También fue un día miércoles; apenas un par de horas antes había sonado el teléfono de casa, del otro lado la voz de uno de mis tíos anunciaba las malas nuevas y en cuestión de segundos pasé de no saber qué ocurría a no haber querido enterarme de lo que sucedía: el Abuelo se había ido y yo sólo pude echarme las manos a la cabeza mientras que seguidamente comenzaron a resbalar las lágrimas por mis mejillas.

 

Read the rest of this entry »

 
3 Comments

Posted by on January 20, 2011 in días como hoy

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Así sí da gusto!

Fefi tiene unos 30 pero se comporta como si tuviese muchos más. Es risueña, cariñosa y sociable, tiene buen carácter y poco se le oye llorar. Tiene las ideas claras y no se hace de rogar, es inteligente y espabilada, entiende de muchas más cosas que la mayoría de gente de su edad. A Fefi le encantan las galletas de chocolate y las aceitunas, le gusta el zumo y el agua sólo la bebe fría. Le asustan los carruseles y le encanta dibujar. Es simplemente encantadora y sin saberlo con su actitud y su desparpajo me ha devuelto la fe en tantas cosas que hoy me hacen amar más la vida.

Fefi sólo usa el chupón para dormir y sólo va en un carrito de bebé cuando está muy cansada. Se le entiende perfectamente todo lo que dice, baja las escaleras solita y sin agarrarse de la baranda, pide lo que quiere sin chillar, te regala mil sonrisas sin que se las pidas, te da besos y abrazos sin que tengas que suplicar y aunque nació en la sociedad 2.0, no es víctima de ella. Esto es maravilloso porque sabe divertirse en la playa jugando con un cubo y una pala, porque sabe comportarse entre adultos sin demandar atención constantemente, sabe salir a pasear sin antojarse de ningún capricho, aprecia la naturaleza y los animales, no tiene el monopolio de la tele en casa, y sabe sentarse a comer a la mesa sin necesidad de estar enchufada a ningún tipo de artilugio ni aparato eléctrico.

Read the rest of this entry »

 
Leave a comment

Posted by on October 14, 2010 in los milagros existen

 

Tags: , , , , , , , , , , ,

When you gotta go, you gotta go…

Entré en el aseo unos minutos antes de comenzar mi turno y mientras me lavaba las manos vi entrar a una inglesa con un niño que no tendría más de 3 años. Allí mismo le bajó los pantalones y sin siquiera cerrar la puerta del cubículo lo sentó en la taza tal y como si estuviese en el baño de su propia casa.

Me quedé perpleja.

Supongo que a la señora no se le pasó por la cabeza la idea de que aquello pudiese estar lleno de gérmenes y que su niño seguramente no es inmune a ellos. No se molestó en pasarle un poco de papel higiénico, o cubrir la tapa con el mismo o simplemente sostener al niño en brazos sin que su cuerpo llegase a tener contacto con el water.
No sé si será porque soy muy paranoica o porque una de las primeras cosas que aprendí cuando tuve edad suficiente para ir a baños públicos era que nunca debía sentarme en la taza. Me pregunto si el resto de mortales lo hace, pero a mí aquello me pareció bastante bizarro tratándose de una criatura tan pequeña en un baño tan transitado como aquel.

No creo que se necesiten más de dos dedos de frente ni un impecable sentido común coma para que a una madre s ele ocurra no sentar a su hijo en un baño que por limpio que parezca sigue siendo público; más si se encuentra en una terminal de aeropuerto por la que circulan miles de pasajeros diariamente.

Así está el mundo.

 
2 Comments

Posted by on May 25, 2010 in ojo pelao

 

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Protected: Life Plan

This content is password protected. To view it please enter your password below:

 
Enter your password to view comments.

Posted by on May 8, 2008 in todo lo demás

 

Tags: , , , , ,

 
%d bloggers like this: