RSS

¿Es el ejercicio realmente adictivo?

19 Nov

Cualquier adolescente normal sabe que aunque su promedio en el instituto esté por el suelo, siempre hay una asignatura que va a salvarle el culo al final del curso: Educación Física.

El problema de no ser un adolescente average es que uno no cuenta con ese comodín, y en cambio tiene que esforzarse el tripe para ver cómo hace para que Educación Física no se convierta en la única materia, que al contrario del resto de la clase, haga que el promedio de uno baje.

¿Y quién coño raspa una materia como Educación Física? Sí señores, mamita aquí presente!! Todo el que me conoce bien, sabe que el ejercicio no es mi fuerte y que en el último año del colegio raspé Educación Física con 07. No 08, ni 09; sino 07. Afortunadamente la profesora que daba la materia se apiadó de mi alma y me pasó con un 10 como para que no se viera tan feo el 07 en la boleta, pero lo cierto es que raspé la única materia que sirve para que todos los demás alumnos aprueben.

Al principio yo me esforzaba por hacer deporte, me esforzaba por aprender a matear y a sacar con mancheta, por no quitarme cuando me voleaban la pelota y por hacer el puente y el maldito chassé en punta. Al principio me esforzaba por hacer girar un aro alrededor de mi cintura sin que se cayera, por hacer piruetas con la cinta de gimnasia sin terminar enredada en ella, por driblar sin que el balón se me cayera al primer intento, por lanzar al aro y hacer que la pelota al menos tocara la red y por hacer una maldita serie de abdominales sólo para darme cuenta de que no podía despegar la cabeza del suelo.

Pero un buen día una compañera se fracturó el cuello haciendo la parada de manos en clase (que by the way yo nunca he podido hacer) y entonces decidí que ya me podían raspar todo lo que quisieran que yo no iba a partirme el cuello ni una pierna sólo para complacer a un maldito profesor que no podía entender que el deporte y yo no somos compatibles.

A partir de entonces empecé a tener más dificultades para aprobar la materia aunque durante un par de años del bachillerato conseguí hacerme amiga de la profesora y le regalaba cosas para que me pasara. El último año sólo presenté las pruebas escritas y mientras todos mis compañeros entrenaban yo me quedaba sentada en las gradas mirando. No es que fuese una vaga sin causa, es que yo ya había entendido que el deporte simplemente no estaba hecho para mí.

Cuando empecé la universidad y aunque no estudié nada remotamente relacionado con el deporte, me obligaban a tomar al menos una clase de deporte. Allí ya no podía hacer la gracia de chantajear al profesor o de tirarme a la bartola y esperar que me aprobaran, así que decidí evitar la tortura todo cuanto pude y el último verano cursé la materia sólo para demostrarle a todos que no era capaz de correr 2 malditos kilómetros sin quedarme sin aire a mitad del recorrido.

 

Por todo eso es que cuando la gente me habla de lo muy adictivo que puede llegar a ser el ejercicio yo me pregunto si están de broma. ¿Alguien me puede decir por qué el ejercicio les resulta tan adictivo? Yo lo he intentado millones de veces pero a mí me produce el efecto contrario; soy torpe, soy bruta y soy mala para el deporte, no me gusta, no me llena, no me satisface, no me libera, no me hace sentir mejor y desde luego, no me crea dependencia.

Felicito y admiro a todos aquellos que tienen voluntad de levantarse temprano todos los días para ir a correr y a los que tienen la voluntad para echarse una hora en el gimnasio después de un día duro de trabajo. Este es su momento de reírse de mí porque cuando ustedes lleguen a los 60 estarán duros como una tabla y yo estaré gorda, fofa y sufriendo problemas de circulación; pero eso no importa porque mi madre siempre me enseñó que ella prefería ser una “gordita feliz” que una flaca amargada.

 

No es que no esté consciente de lo sano que es hacer deporte y de lo importante y necesaria que es la actividad física en la vida del ser humano; es que aún sabiéndolo, no puedo encontrar la motivación para hacerlo porque no me gusta y no se me da. ¿Y quién coño se atreve a decirme algo? La gente sabe que fumar mata y sin embargo lo sigue haciendo, yo también tengo derecho a morirme por falta de ejercicio si quiero.

 
2 Comments

Posted by on November 19, 2011 in toy ponchá'

 

Tags: , , , , , , , , ,

2 responses to “¿Es el ejercicio realmente adictivo?

  1. milena

    August 2, 2012 at 19:52

    totalmente linda odio hacer deporte es muy violento aparte yo soy pesima en todos los deportes mi unico deporte es chatear xd aparte para correr siempre fui la mas lenta y la que peor lo hacia ni se atrapar un balon probablemente si me lanzaran un balon se me romperia la cara pero no se necesita ser bueno en el deporte para triunfar en esta vida lo importante es la inteligencia generalmente las personas atleticas no tienen gran inteligencia😉

     
  2. Neru-chan

    January 29, 2013 at 14:40

    Te comprendo muy bn ..eso si a mi ya no me gusta hacer deporte por las presiones de los entrenadores y todo eso ..yo fui nadadora por 5 años al principio era entretenido..pero al pasar el tiempo terminaba sobreexplotandome y sentirme pésimo..ademas q era la más lenta
    de ahí…decidi retirarme pero resulta q debo hacer deporte por mi salud ya q soy diabética ..lo malo es q le tome odio a la actividad física…si q yo he investigado y por lo q se el yoga ..bueno un tipo de yoga sirve para quemar calorías n.n

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: