RSS

Tag Archives: recuerdos

Mickeys in the sky…

Como cada año durante estas fechas, el 05 recordé su cumpleaños y aunque me hubiese gustado publicar esto entonces, como he comentado ya varias veces en los últimos días, desde que me mudé (aún) estoy sin Internet. Hace ya unos 3 años desde que nos peleamos, pero a pesar del tiempo reconozco que en momentos como éste se me hace inevitable tomarme un tiempo para escribir sobre ello (esta es mi forma de decir que no puedo evitar pensar en ella).

Tras mi descarga del año pasado en un post que no sé si alguna vez me enorgulleceré o arrepentiré de haber escrito, a finales de Octubre de 2010 me decidí a pedirle perdón (por todo y cualesquiera que hubiese(n) sido la(s) ofensa(s) procuradas). En aquellos días me encontraba de algún modo envuelta bajo el manto de mi parte más espiritual y entre cosas que me habían sucedido y cosas que había leído (relacionados también con el Ho’oponopon), entendí que una de las reglas de la vida es pedir perdón cuando hemos ofendido a alguien.

  Read the rest of this entry »

 
Leave a comment

Posted by on March 8, 2011 in días como hoy

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Tú también nos echaste una vaina!

A pesar de que a esas horas debía estar en clases, mi desacomodo a la nueva rutina me hizo optar en cambio por tomarme un respiro y pasar a visitar por casa a La Sangre. Tras cruzar la puerta saludé cálidamente pero me la encontré a ella con una cara larga mientras que él, al teléfono, le daba a La Artista la noticia. Una crónica que en ese instante escuché de manera incidental pero que me afectó enormemente.

 

También fue un día miércoles; apenas un par de horas antes había sonado el teléfono de casa, del otro lado la voz de uno de mis tíos anunciaba las malas nuevas y en cuestión de segundos pasé de no saber qué ocurría a no haber querido enterarme de lo que sucedía: el Abuelo se había ido y yo sólo pude echarme las manos a la cabeza mientras que seguidamente comenzaron a resbalar las lágrimas por mis mejillas.

 

Read the rest of this entry »

 
3 Comments

Posted by on January 20, 2011 in días como hoy

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

“Me Acordé de Ti”

El lunes 13 de Septiembre falleció el abuelo de una buena amiga y aunque las noticias en los tiempos que corren viajan a la velocidad de la luz -especialmente las malas- entre una cosa y la otra me terminé enterando varios días después.

Me sentí fatal de no haberlo sabido, no sé si un poco culpable por ser tan despistada, por estar a tanta distancia física o por el simple hecho de no poder estar allí para prestarle un hombro en el que llorar o un rostro con el que compartir una sonrisa. Tal vez me desagradaba que se hiciese evidente que quizás ya no somos tan cercanas como antes.

Un cáncer de piel se llevó al viejo de su madre; las hermanas de mi amiga, a quienes tengo mucho aprecio, habían posteado en una red social una frase que me llamó la atención no sólo por su similitud entre ellas sino porque invitaba a la curiosidad. Dejé un comentario en el espacio de una de ellas al que mi amiga respondió con las malas nuevas; pero no fue hasta un par de días después cuando lo leí.

Read the rest of this entry »

 
Leave a comment

Posted by on September 18, 2010 in días como hoy

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

No sólo la 1ª cuenta…

En estos días estuve reflexionando sobre la impresión que causan algunas personas en nosotros; tanto así que nos genera un sólido impacto no sólo su apariencia física sino también los rasgos más propios de su personalidad.

Si me concentro, son pocos los recuerdos que guardo sobre los primeros encuentros que he tenido con cada persona que en algún momento ha formado y aún forma parte de mi vida; ni qué decir de aquellos que sólo se han cruzado brevemente en mi camino. Sin embargo puedo recordar la primera vez que conocí a Galeno. Sí, puedo recordarlo y evocar vívidamente la primera vez que le vi: dónde estaba sentado, cómo vestía, cómo lucía, incluso cómo olía.

Estaba allí afianzado relajadamente sobre su músculo glúteo encima de una repisa; su torso envuelto en una camisa negra con cuello, botones y mangas que le cubrían desde el hombro hasta sus muñecas; llevaba un pantalón tejano de tono azulado medianamente ceñido a su cuerpo; sus pies despojados de calzados y cubiertos por calcetines blancos de algodón evidenciaban e incitaban a la comodidad; su perfume era como un bálsamo de dioses para el hocico. Su contextura era robusta, su estatura intermedia, su piel morena, sus ojos café, su sonrisa se delineaba en su semblante como un gesto silencioso de alegría.

Read the rest of this entry »

 
1 Comment

Posted by on April 19, 2010 in hitos de la vida

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

 
%d bloggers like this: