RSS

Tag Archives: anécdotas

(in)Subordinados – Código Postal

Jefe 1: Confirme que la siguiente dirección de envío es correcta: Calle Pepito Sinforoso, 58. 38620 San Miguel de Abona. La gente de transporte me indica que el código postal 38620 es incorrecto

Coraline: Confirmo que la dirección está correcta tal y como usted la citó. Hemos recibido material otras veces proporcionando la misma dirección y no ha habido problema. Quizás la gente del transporte ha cogido el municipio o la localidad incorrecta.

Jefe 1: ¿El código postal es 38620?

Para mi interior, -$%?&¡@#*Ç! ¿Qué parte de “confirmo que la dirección está correcta tal y como usted la citó” no se entiende?-

Coraline: Sí! El código postal es 38620.

Al día siguiente…

Read the rest of this entry »

 
Leave a comment

Posted by on November 19, 2010 in gajes del oficio

 

Tags: , , , , , , , ,

"Siga Soplando"

Por un momento me vi pagando la multa. Un control de alcoholemia nos hizo parar mientras iba yo al volante. Pensé que daría positivo y la sola idea de pensar que toda mi familia se enterase de que iba conduciendo con una mínima gota de alcohol en la sangre –cuando se supone que no bebo- me daba más terror que la idea de pensar que tendría que pagar una multa.

Buenas noches señorita, estamos haciendo un control de alcoholemia” me dijo el Guardia Civil. Yo sólo atiné a decir “” pensando para mi interior -como si no lo hubiese notado!-.

¿Ha bebido usted algo?” –y recordando las palabras de mi chico: -“siempre es mejor decirles que sí has bebido cuando lo has hecho porque si dices que no y es mentira luego no te perdonan”- le respondí que sí, que había bebido una copa.

Read the rest of this entry »

 
Leave a comment

Posted by on July 7, 2009 in ojo pelao

 

Tags: , , , , , , , , ,

Strip Poker

Estaba pensando que genuinamente no hay -o al menos no debería haber- mucha diferencia entre una mujer en bañador y una en ropa interior. Me pregunto entonces por qué desde pequeños crecemos –o al menos yo crecí- en un entorno en el que se marca una diferencia tan pronunciada entre estas dos cosas; una está bien, la otra no…

Fue un día de piscina en el Puertito de Güimar, unos amigos nos invitaron a pasar allí el fin de semana. Volvimos de la piscina y al rato nos pusimos a jugar. Hacía calor así que comencé a desvestirme sin pensarlo. Todos me miraban como si tuviese monos en la cara y mi chico intentó decirme algo aunque no lo dejé hablar porque le interrumpí diciendo “¿Qué pasa?”

Read the rest of this entry »

 
Leave a comment

Posted by on July 7, 2009 in chikita vergüenza

 

Tags: , , , , , , , , , ,

 
%d bloggers like this: