RSS

Canciones infantiles que nos arruinaron la existencia

14 Sep

Con la llegada de un nuevo miembro a la familia, se me ocurrió que el querubín debía aprender las canciones infantiles típicas venezolanas. No importa que su pasaporte certifique que no es  de allá, a mí me basta con saber que sus padres lo son y por eso pensé que lo más lógico es que la familia intente pasarle a la criaturita algunas de nuestras tradiciones y qué mejor que las canciones con las que uno creció ¿verdad? Pues no!!!

Resulta que en ese proceso de búsqueda, me he dado cuenta de que la culpa de que seamos como somos, la tienen -al menos en parte- esas canciones. Las que nos cansamos de repetir una y otra vez, las que yo todavía recuerdo y las que hablan, en su gran mayoría, sobre tragedias que realmente pensándolo mejor, no deseo que la criatura aprenda.

Yo canté y me aprendí todas estas canciones con inocencia, me las cantaron, me las bailaron, las representé en actos del colegio y después de 2 décadas descubro que son, indeed, un pocotón de letras traumáticas donde le ocurren cosas terribles a sus protagonistas y que, sin duda, son culpables de que hayamos crecido con algunos “traumas e inseguridades”; y miren que tal ha sido mi schock al descubrir esto, que hoy incluso me he atrevido a generalizar.

Así pues comencemos con algunos ejemplos de las canciones a las que hago referencia. Empecemos con un tipo que se llamaba Mambrú y se fue a la guerra, nadie sabía cuándo iba a volver y yo todavía me pregunto si algún día volvió. Una excelente manera de introducir a los niños a términos violentos hablándoles de la guerra.

Continuemos con un chorrito que había allá en la fuente y andaba de mal humor porque tenía calor y la del barquito chiquitico que aunque pasaron 1, 2, 3 y 4 semanas nunca jamás pudo navegar… Me pregunto si no podían haberse inventado algo con un arcoiris y buen humor o con un barco perfecto que navegase los mares sin mayor complicación. ¿A qué clase de estrés nos sometieron?

Luego tenemos aserrín aserrán con los maderos de San Juan que piden pan y no les dan y que piden queso y les dan hueso. Los pobres se quedaron hambrientos forever and ever al igual que el ratoncito Miguel que aunque llegó cantando contento porque el gato Micifús estaba dormido, terminó preguntándose quién coño se atrevería a arrancarle el corazón al dichoso gato. Otra gran forma de promover la inanición y la violencia.

Pero el ratoncito Miguel no fue el único desafortunado, todos en la boda de la pulga y el piojo lo fueron cuando se preguntaron un pocotón de veces ¿dónde lo hallaremos? Realmente esos dos no se debían casar, pero el que corrió con peor suerte fue el ratón que sirvió de padrino y que terminó en el estómago de la gata madrina.

Los que no murieron de hambre o de un mordisco y tuvieron más suerte como el negrito Ko que pudo vivir y comer, también vivió su propia tragedia porque los becerros que le sirvieron el arroz caliente no le dieron cucharilla, cuchillo ni tenedor y el pobre individuo se quemó. Me pregunto si realmente lo del cuchillo hubiese funcionado…

De ahí pasamos a otra clase de arroz, y me refiero al machista del arroz con leche que se quería casar con una viudita de la capital, pero eso sí, que supiese hacer bien TODAS las malditas labores del hogar. Lo peor no es el ma(ma…)chista que se cree que la tipa no sirve pa’ más na’, sino la (estúpida) viudita que accedió a casarse con semejante idiota. Ahora entiendo más por qué carajo las mujeres seguimos siendo vistas como unas &%$?# esclavas!

Después está la cucaracha que no puede caminar porque le falta la patica principal; que si a ver vamos las desgraciadas ésas siguen andando hasta con una sola pata e incluso se las ingenian para voltearse y revivir aún después de que uno les ha metido unos buenos cholazos.

También está la del castillo matarile rile rile cuyas llaves están en el fondo del mar y no hay quién las vaya a buscar y la del puente de alé limón que se derrumbo pero que no se pudo reparar porque no había dinero.

Podemos seguir con la muñeca vestida de azul que se enfermó cuando la sacaron de paseo aunque la peor parte es la recomendación del doctor de darle jarabe con un tenedor. Después nos preguntamos por qué hay niños retorcidos o que hacen cosas incoherentes, pero amigos… La respuesta está en todas estas canciones!!

Otra de las canciones luciditas es con la que vamos a contar mentiras tralalá que promueve la sinceridad al 100% y que además deja a los chamos con la mente bien clarita cuando habla sobre un ciruelo cargado de manzanas que al tirarle piedras hace que caigan avellanas… Ahora que vamos despacio, maten al cab*** que inventó esta canción! (gracias, la gerencia).

Y como no podría ser de otra manera, me he guardado las que considero las 3 peores para el final:

  1. La canción de La China que estaba solita y se perdió en un bosque de noche. No wonder why la chinita tenía miedo.
  2. La canción de Pinocho que llega malherido hasta el viejo hospital de los juguetes con la mala leche de que el médico de guardia no asistió y tuvieron que llamar de emergencia a un cirujano para que lo curase. Pinocho llegó a estarse muriendo y al final de la canción se salvó y se despertó pero después de toda una tortura INNECESARIA para el muñeco y para el niño que oiga esta canción.
  3. La canción de la muñeca fea que andaba olvidada, temerosa, por los rincones, con la cara llena de hollín y con un brazo roto… ¿Cuántos cosas negativas puede haber en una canción infantil? Yo creo que ésta tiene el récord.

Si alguna de estas canciones te hace gracia, tienes hijos y crees que es una buena idea enseñárselas… THINK AGAIN.

Desde luego que hay muchas otras canciones infantiles aptas para su público, pero aquí hay más de 15 ejemplos de supuestas canciones infantiles que deberían estar prohibidas!

 
4 Comments

Posted by on September 14, 2011 in ojo pelao

 

Tags: , , , , , , , , ,

4 responses to “Canciones infantiles que nos arruinaron la existencia

  1. more

    September 21, 2011 at 15:03

    jajajaja, amiga querida, qué cosa tan buena esta! No, es con razón estamos como estamos, porque oyendo estas tragedias y estas insensateces, cómo no!!
    Abrazos! Dejé en mi blog el link de mi columna sobre este asunto del maltrato al idioma, por si gustas revisarlo.
    Y yo aquí te dejo más abrazos.

     
    • Coraline

      September 21, 2011 at 21:42

      Gracias guapa, paso a visitarte en breve!!

       
  2. more

    September 21, 2011 at 15:04

    Oh, mi amiga, invertí unas vocales y en lugar de tu nombre correcto, coloqué Caroline. Espero disculpes ese acto involuntario de mi parte. Y gracias de nuevo.

     
    • Coraline

      September 21, 2011 at 21:46

      no te preocupes, es un seudónimo de todas maneras!!

       

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: