RSS

Un enlace muy especial

22 Feb

Las bodas son uno de los eventos solemnes que más éxito tienen y durante esta etapa de mi vida se han convertido en fiestas comunes para todos cuantos me rodean. Son tiempos en los que mis compañeros de clase, primos contemporáneos y demás conocidos celebran sus casamientos y me parece algo bonito a pesar de que parece que para mí el matrimonio ya no tiene el mismo significado que tenía cuando yo era apenas una niña o incluso que hace un par de años atrás.

 

Mela se casa a mediados de año y me hace mucha ilusión saber que después de tanto tiempo convertirá su sueño en realidad junto al hombre que ama; me importa porque es básicamente la única amiga que me queda y porque ha sido una persona maravillosa conmigo; siempre está allí para lo que sea y aunque nos separa mar y tierra, sé que puedo contar con ella en todo momento. No me juzga, se preocupa por mí, es cariñosa y divertida, es detallista y siempre me tiene en cuenta.

 

Quiere que yo sea parte de su cortejo y me ha invitado a su boda; me siento acongojada porque no sé si pueda ir; se combinan muchos factores que ahora mismo me hacen pensar que la probabilidad de lograrlo es muy baja, pero mientras exista la posibilidad seguiré teniendo fe y la esperanza de que le Universo conspire a mi favor para poder acompañarla a ella y a su futuro marido ese día.

 

Mi buruso debe nacer apenas unos días antes de la fecha que Mela ha elegido para su ceremonia, lo cual complica las cosas puesto que no me perdería por nada del mundo el nacimiento de mi primer sobrino y dado que mi hermana es primeriza aún no sabemos cómo va a evolucionar su embarazo para esas fechas. Puede que el parto se adelante o se retrase unos días y definitivamente esto hace que me sea imposible reservar billetes.

 

He estado mentalizando a Mela de que es muy posible que no lo consiga aunque ella me sigue haciendo campaña cada vez que puede para que yo vaya y vamos, que no cabe la menor duda de que no hay nada que desearía más que poder ir, pero no puedo darle una garantía porque sencillamente no la tengo.

 

 

En teoría debería también solicitar mis vacaciones con antelación aunque visto lo visto, no sé a ciencia cierta cuándo nacerá el buruso y tampoco si podré ir a la boda de Mela; puede que incluso si logro reunir el dinero y si mi sobrino nace en buena fecha aún no lo logre si es que ya es tarde para solicitar mis vacaciones; pero cruzaré los dedos a ver si hay suerte.

 

La otra cosa es que no sé si conseguiré reunir los churupos necesarios para pagarme el billete y en definitiva sólo sabré si esto saldrá como sueño o no hasta el último momento. Mela se ha ofrecido a ayudarme con el dinero pero sería incapaz de aceptar que me pagase nada. Creo que ya bastante tiene con lo que tiene así que por lo pronto seguiré intentando hacerlo por mi cuenta. Hace 2 años comenzamos un “fondo de viaje” pero luego de que El Náufrago perdiera su empleo, esta iniciativa se vio algo trincada aunque yo he seguido ahorrando lo que he podido mes a mes sin falta.

 

Me encantaría poder compartir esta experiencia con Mela y me parte el alma tener que estar tan lejos. Siempre he soñado con estar allí para la boda de mi mejor amiga y participar en todas las peripecias de la planificación; ayudarla a elegir su atuendo, ir con el cortejo a medirnos los vestidos, vivir de cerca cada paso de esta etapa.

 

 

Es evidente que no podré asistir a su despedida de soltera pero me niego a descartar todavía la posibilidad de asistir a su boda. Todo eso sin mencionar que me haría mucha más ilusión que El Náufrago pudiese venirse conmigo pero dadas las circunstancias  tendremos que esperar a ver qué tal va todo de aquí a Junio.

 

 

Por lo pronto los tortolitos han creado y publicado recientemente su página Web de la boda en Internet y esta mañana la estuve mirando. Está re-linda y confieso que me emocionó mucho leerla porque es increíble que haya pasado tanto tiempo y que por fin estén cumpliendo este sueño.

 

 

Es difícil poner en palabras lo que siento, la felicidad de saber que esto es lo que ella quiere y también la tristeza de sentir que no puedo compartirlo con ella tan de cerca como me gustaría, pero finalmente la tranquilidad de que lo que importa es que ella es correspondida, de que está enamorada y feliz.

 
1 Comment

Posted by on February 22, 2011 in hitos de la vida

 

Tags: , , , , , , ,

One response to “Un enlace muy especial

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: