RSS

Si tienes un CrazeBerry, que no lo te roben dos veces!

12 Nov

En estos días leía en Caralibro y Twitter un mensaje de una persona que comentaba que le habían robado el CrazeBerry OTRA VEZ mientras estaba en la autopista en plena cola. Ella no se creía que fuese posible porque decía que estaba cayendo un diluvio universal y jamás se le pasó por la cabeza que con un torrencial de tal magnitud podrían haber motorizados… Evidentemente, se equivocó. Había motorizados y le robaron el CrazeBerry no por primera sino por segunda vez.

Esto me llamó a la reflexión porque hizo que me preguntase ¿cuántos teléfonos móviles tienen que robarle a una persona hasta que aprenda la lección? Porque ciertamente todos los venezolanos –y en especial los que viven en Venezuela- sabemos que la inseguridad está a la orden del día y todos sabemos que no se salva nadie; entonces lo que pregunto es  (with all due respect and please pardon my French): amiga, si ya te han robado el teléfono una vez,

  1. ¿Pa’ qué coño te compras otro igual de arrecho?
  2. –si es que lo necesitas porque es una herramienta de trabajo o porque tienes real y te da igual seguir gastando en teléfonos o te lo d ala empresa- ¿Qué tan gilipollas tienes que ser como para permitir que te vuelvan a robar el teléfono de la misma manera?

Apartando el hecho de que estas cosas son corrientes en la ciudad de la Furia (como la han denominado muchos), no sé si es peor la inseguridad o el ego de volverse a comprar un teléfono de último modelo y ser tan pendejo como para no pensar que en una cola no te lo van a volver a robar sólo porque está cayendo sendo palo de agua. ¿Es que acaso vale más nuestro propio ego que nuestra seguridad? ¿Es que no aprendemos a la primera? ¿Es que es más importante arriesgarse y exponerse porque… “No vale! Yo no creo!”?

Pero lo peor de todo no es que le hayan robado el CrazeBerry por segunda vez, sino que esta persona seguramente se comprará otro teléfono igual y se expondrá por tercera vez a que se lo quiten; porque SOMOS ASÍ, así de absurdos, así de mama-huesos, así de inconscientes, así de superficiales y así de venezolanos. Comemos mucho por la moda, nos encanta tener lo último de lo último y estar in y al día con todo. La locura que hay en Venezuela con el maldito CrazeBerry no es normal y ya se ha convertido en una vaina de que hay que tenerlo porque sí, aunque no lo necesitemos –o usemos- realmente.

It’s not rocket science, desactiven el maldito Bluetooth y no utilicen el teléfono mientras conducen; no importa que tengas 5 horas parado en una hijoputa cola en la autopista; ponte a escuchar música, medita, léete un libro o sal a trotar alrededor del carro mientras la mierda de cola se mueve, pero NO UTILICES EL MALDITO TELÉFONO ni expongas tu vida ni tientes la suerte o la posibilidad de pasar un mal rato innecesario cuando se podrían tomar medidas para evitarlo.

 
Leave a comment

Posted by on November 12, 2010 in cosas que nunca entenderé

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: