RSS

Thought catcher

07 Nov

Es increíble cómo de un momento a otro nos volvernos dependientes de un pedazo de aparato tecnológico que se termina convirtiendo en una herramienta importantísima para nosotros.

Entre los meses de Abril y Mayo de 2010 tuve mi propio proyecto de OPPD (one page per day) en el que como Nina, me reté a escribir un post cada día. Cito esta entrada en la que ella también habla sobre cómo las mejores ideas llegan a su cabeza cuando está a punto de dormirse y lo menciono porque en esos meses de ideas fluidas me dediqué a dormir con un cuaderno y un portaminas junto a mi cama y cada vez que me encontraba en plena noche pensando en algún post, en alguna idea o en alguna anécdota qué escribir; estiraba la mano a duras penas para garabatear a ciegas o me veía forzada a encender la luz y desvelar mi sueño en el proceso de plasmarlas.

Eso permitía que las mismas no se me escapasen pero resultaba también bastante impráctico. Sin embargo desde que la empresa me dio el CrazeBerry ya no tengo ese problema. Ahora simplemente enciendo el teléfono cuando se me ocurre alguna locura nocturna, meto el PIN de 4 dígitos y en un santiamén y aunque esté dormida atino a presionar “Recording” y empiezo a soltar las ideas tal y como las tengo. Días –y a veces incluso semanas- después puedo volver a ellas para transcribirlas, pulirlas y publicarlas. He comprobado que eso de pensar en una idea y decir “sí, mañana la escribo” no me funciona así que con las grabaciones ya no se me escapa casi ninguna.

Las notas de voz me permiten hacer grabaciones nocturnas en horas en las que estoy más dormida que despierta y sobre ideas “geniales” que de no ser por las mismas notas, hubiese olvidado seguramente a la mañana siguiente.

Por supuesto que no estoy grabando algo cada noche, pero algunas sí me encuentro grabando 4 y 5 ideas seguidas. Ahora que me voy a mudar y dejaré de pasar las noches sola en mi cama, no sé exactamente cómo le daré la vuelta a esto; quizás me toque levantarme al baño o a la sala a grabar; pero no puedo abandonar tan conveniente solución. Algo inventaré mientras espero que los verdaderos genios conciban un aparato que consiga capturar los pensamientos; eso sí que sería un bombazo!

Entonces ya no tendría que escribir ni hablar; sólo tendría que indicarle al aparato qué ideas quiero que capture y ya no importará si estoy acompañada. Es evidente que a veces los pensamientos fluyen más rápido que las palabras y también es cierto que hay días en los que estoy demasiado conciente como para pensar pero demasiado inconciente como para hablar y a veces me cuesta despertarme para grabar un mensaje aunque la mayoría de veces hago el esfuerzo por abrir la boca y que las ideas no se queden en simples pensamientos intrascendentes.

Si se puede imaginar… se puede programar.

Genios: Get to work!

 
2 Comments

Posted by on November 7, 2010 in cosas que molan

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 responses to “Thought catcher

  1. Valentina

    November 8, 2010 at 22:42

    Qué gracioso que justamente sea este el primer post tuyo que leo y que justamente hace unos días (cuando escribí mi último post) pensé exactamente en lo mismo: cuando será el día en que inventen un aparatito que grabe mis ideas y pensamientos. De hecho, ese día empecé a grabar notas de voz para luego transcribirlas sin que se me escape un sólo detalle. Sería la hostia!

     
  2. Coraline

    November 9, 2010 at 22:49

    Hola Valentina! gracias por tu comment =)

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: