RSS

Rated R

11 May

En estos días fuimos a ver el estreno de “Law abiding citizen” (Un ciudadano ejemplar) y me sorprendió enojosamente que hubiesen dejado pasar niños a la sala; no tanto por la molestia en sí que puede ocasionar un crío en una sala de estas durante el trascurso de una peli que no es de su interés; sino por el hecho de que la misma no era para menores.

Algunas imágenes fuertes -de ésas que se quedan grabadas eternamente en la mente de los niños- escenificaban el film, vale que los padres tengan la potestad de permitir que sus hijos les acompañen en pelis como éstas, pero es que ¿acaso nadie piensa en los niños?

En mi época recuerdo que yo luchaba para entrar a las pelis que eran para mayores de 13, 16 o mayores de edad y ni que mis padres me autorizaran, me dejaban pasar a la sala a menos de que tuviese la edad cumplida.

Cuando tenía unos 6 ó 7 años estaba recién mudada a una casa que era más grande de lo que puedo recordar, tenía por primera vez mi propia habitación y mi propio espacio. Recuerdo que una de las primeras noches que pasé allí había visto la película de Robocop; al irme a la cama había tormenta y comencé a escuchar los craqueos típicos de una antigua casa por la noche.

Escuché claramente unos pasos fuertes aproximarse por las escaleras de la casa; ésas que conducían a todas las alcobas que se hallaban en la segunda planta. La mía era la primera a la derecha, sentí cómo el miedo invadía hasta el último rincón de mi ser la noche en que Robocop se apersonó en mi casa; la misma noche en que venía a por mí. Estaba segura de ello pero tenía tanto miedo que no conseguí reunir el valor para gritar. Sólo alcancé a enrollarme entre las sábanas mientras temblaba e intentaba ocultar también en ellas el pánico que me acompañaba.

Pero si Robocop es bueno! me dice mi madre, pero entonces yo no sabía distinguir, ni me importaba si era bueno o malo; sólo sé que ver su película me impactó lo suficiente como para pasar la noche más terrorífica de mi infancia en aquella habitación oscura a la espera de que un oficial de policía cibernético cubierto en una coraza de metal viniese a atraparme.

Luego supe que los pasos que escuché eran en la casa del vecino, pero aún así pasé muchas otras noches en vela por el trauma visual que no me dejó durante un tiempo.

Los niños no deberían ver películas de ese tipo y aunque los padres puedan decidir sobre ellos sigo pensando que para algo existen las clasificaciones de contenidos!

 
2 Comments

Posted by on May 11, 2010 in ojo pelao

 

Tags: , , , , , , , , ,

2 responses to “Rated R

  1. Maie

    May 12, 2010 at 11:46

    Estoy de acuerdo contigo. A mi me pasó fue que cuando estrenaron El Exorsista 1 o 2 no sé, Linda Blair fue invitada a Venezuela al programa de los sábados. Sabes esos show sabatinos de variedad que duran desde a tarde hasta entrada la noche y hay concursos, cantantes invitados, celebridades, etc. El hecho es que ante una invitada de tanta notoriedad en cada corte a comerciales anunciaban la proximidad de la visitante. Yo no estaba viendo el programa pero pasaba por la cocina mientras mi mamá planchaba y en una de esas me tocó ver la cosa más espelusnate de mi vida, la escena en la que una niña sentada en su cama hablaba con voz de hombre y giraba la cabeza. Yo jamás he visto la película. Ni ninguna de sus partes siguientes pero aún recuerdo con claridad la escena y me atormenta… yo tendría unos 6 años cuando mucho… que cosa tan horrible ese film. Ciertamente el ver de refilón y por pura casualidad del destino esa escena influypo en que aún a mis 30 y dele de años no sea capaz de tolerar un film de sus penso u horror. Los detesto, detesto esa sensasión de miedo y por más que le meta a la razón y me diga es un film, etc, no le encuentro placer alguno a morir de miedo frente a una escena de esas. Ni hablar el trauma pensando en posesiones y la de cosas que tuvieron que explicarme mis padres solo por la mala suerte de que yo pasara por allí cuando proyectaron la escena…

     
  2. Coraline

    May 12, 2010 at 14:48

    Pues imagínate que estos niños no estaban en la sala por casualidad sino con el pleno consentimiento de sus padres. A mí no me van las excenas gore ni muy sangrientas y en esta peli tuve que cerrar los ojos un par d eveces, no me puedo imaginar qué saría de los niños que estaban allí, con eso te digo todo!

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: