RSS

Cuando el deber llama

29 Apr

No me había percatado de lo importante que es tener una rutina hasta que hace unos días con el caos del volcán de Islandia, mi vida, mis actividades y mis hábitos diarios se vieron completamente paralizados como resultado del deber laboral imperante.

Trabajé en una semana entera lo que debía en un mes, tuve que faltar a clases, a mi otro empleo, renunciar a mi tiempo libre, de pareja y familiar para poder estar a la altura de la situación y a lo que la misma exigía.

Me preocupaba perderme algún examen más que el hecho en sí de faltar a clases, me preocupaba perder el otro empleo más que el cabreo en sí que pudiesen tener mis jefes; me preocupaba el agotamiento mental más que el físico; y la insaciable sensación de que esos días eran interminables se convirtió en el desespero de querer volver a la rutina habitual.

La pesadilla duró sólo 7 días seguidos; no sé si fue mucho o poco pero sí que llegó un punto en el que perdí la noción del tiempo, de las fechas, de los días de la semana, de los horarios; incluso en el proceso casi llegamos al final de Abril sin que apenas notase que el mes fallecía.

Echaba de menos volver a la rutina; tal vez es así porque he crecido siempre teniendo una concreta; la misma se ha ido haciendo más compleja y ha ido cambiando según cada etapa de mi vida y según mi proceso de desarrollo; pero siempre he tenido costumbres básicas en mi día a día; hábitos adquiridos que me permiten llevar una vida equilibrada y no perder el hilo de mi existencia.

Es verdad que siempre he sido completamente pro rupturas de rutina de cuando en vez; sólo porque la rutina puede tornarse en monotonía y tampoco me gusta llevar una vida demasiado estática, invariable o aburrida. Pero los extremos no suelen ser sanos y poner la rutina patas arriba tampoco lo es.

Aquellos días me dejaron intranquilidad, bajo rendimiento y estrés, me hicieron recordar lo importante de poner ciertos límites a la vida y a las actividades diarias porque los límites nos permiten saber hasta dónde podemos llegar sin abusar de nuestro cuerpo o de nuestra mente; nos permiten abarcar diversas responsabilidades que requieren nuestra atención sin tener que centrarnos sólo en una cosa, nos permiten internalizar hábitos y ganar cierta confianza ante la incertidumbre de la vida.

Finalmente esta semana he recuperado mi rutina aunque con algunos problemas en el proceso; pero no se puede tener todo a la vez…

 
2 Comments

Posted by on April 29, 2010 in estamos mal pero vamos bien

 

Tags: , , , , , , , , ,

2 responses to “Cuando el deber llama

  1. Novicia Dalila

    April 30, 2010 at 11:26

    Hola todoloquemepasa😀

    Siento haber tardado tanto en venir a visitarte, pero es que voy siempre tan pillada de tiempo que apenas me da para echar un vistazo largo y tendido a las casas de otros bloggers, y aunque me asomé por aquí cuando me comentaste, no pude revolverte los cajones como a mí me gusta: con tranquilidad y leyendo a conciencia…
    No es que hoy haya sido especial, pero tenía este ratito libre y aquí estoy😀
    A mí el tema del volcán islandés no me ha hecho revisar mis rutinas, tan odiadas como necesarias para llevar un cierto orden en mi vida. Yo pienso que si se consigue hacer rutina de ciertas cosas, éstas nos llevan menos tiempo que podemos invertir en algo más gratificante… También me pasa que en èpocas más desordenadas, aunque lo agradezco por el cambio que suponen, al tiempo necesito volver a mis rutinas de siempre y ordenarlo todo… Me da tranquilidad.

    En fin, creo que lo importante es conocer lo que hay para controlarlo lo mejor que podamos.
    Un beso y gracias

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: