RSS

Buena para nada…

24 Apr

Además del hecho de que soy una sensiblona por naturaleza, en las últimas semanas he estado particularmente sentimental por una situación concreta -y a la vez compuesta de muchos factores- que estoy viviendo en este momento.

Entonces he tenido días en los que he sentido que no soy particularmente buena para nada y que toda la valoración positiva que normalmente tengo de mí misma se ha reducido a sentimientos de inseguridad que se traducen en cosas como no sentirme especial, única, útil, diferente o importante -en o para mí, algo o alguien-.

Y me han entrado algunos bajones que me hacen sentir torpe, fea o incapaz de hacer del mundo un lugar mejor; luego me encuentro con posts como éste que me hacen recuperar la iniciativa para escribir al respecto.

No es que me considere una perdedora en la vida; pero sí es cierto que en momentos siento que he perdido el norte y el rumbo; que me he perdido a mí misma en el intento de querer llegar a la meta o sólo en el de sobrevivir a circunstancias que en momentos me sobrepasan.

Y vuelvo a repetirme el discurso aquel que me recuerda que no necesito la aprobación de nada ni nadie, que aunque la gente no me de el feedback de que lo estoy haciendo bien no significa que deba olvidarme de que voy por buen camino, y de que no se puede ser siempre buena en todo.

Pero no quiero ser buena en todo; sólo quiero ser particularmente buena en algo o buena para alguien; pero estos días siento que ni siquiera soy buena para mí.

Pero tampoco estoy compitiendo por una mejor plaza; sólo quiero tener la certeza de que mejoro con cada día que pasa y creérmelo. Sólo quiero recordar que hoy soy mejor que ayer y que eso debería bastarme.

Comentaba pues el autor del post que enlacé más arriba, que no quiere perder en un concurso de cartas de amor en el que actualmente compite, pero no todos concursamos para ganar; muchas veces sólo concursamos para participar, aunque el ganar podría darnos esa certeza de que destacamos en algo y de que somos mejores que el resto -en algo, en algún momento-.

¿Pero hasta que punto es eso relamente cierto? Puede que Toto no gane este año, como no lo hizo el anterior; o puede que sí. Pero sea cual sea el resultado, ¿significa eso relamente que su carta es o no es la mejor?

Yo creo que es relativo. La carta ganadora no necesariamente será la “mejor” sino tal vez la que más le guste a la gente o al jurado. La carta ganadora será la mejor dentro de las que participaron, pero es un superlativo relativo más que absoluto porque siempre hay rivales más débiles y siempre hay otros más fuertes; pero puede que en un determinado contexto sólo nos crucemos con los primeros, los segundos o una mezcla de ambos.

Y esto mismo aplica para miles de concursos; las misses, los concursos de cocina; ¿cómo puede medirse objetivamente el talento, la sazón, la calidad literaria, la voz? Eso sin mencionar los factores externos que pueden influir  a la hora de permitirnos o no ser los mejores en un renglón; el clima, el estado de ánimo de los jueces, el tiempo, cualquier cosa que aplique bajo la circunstancias.

No quiero competir ni encabezar competencias; sólo quiero sentir que valgo para algo, que valgo para alguien, que aún cuando estoy de bajón tendré la capacidad de levantarme o una mano amiga que me haga recordar quién soy.

Y tras todo mi cacao mental y mis propias reflexiones, recordé una frase que aprendí hace mucho tiempo y que -además de haber ya posteado en el 2004- me ha acompañado desde entonces:

La vida es como una escalera: si miras hacia arriba siempre serás el último de la fila; pero si miras hacia abajo verás que hay mucha gente que quisiera estar en tu lugar.

 
4 Comments

Posted by on April 24, 2010 in arroz con mango

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

4 responses to “Buena para nada…

  1. Angelo

    April 24, 2010 at 20:34

    Ánimo amiga!
    El primer síntoma que delata que NO eres una “buena para nada” es el hecho de que te cuestiones y te auto-critiques. Hablando de frases celebres leí una en estos días que me gustó mucho:

    “La perfección es imposible de obtener, pero en el camino puedes alcanzar la excelencia”

    Estos bajones son normales, a veces yo también los tengo y es cuando me pregunto qué coño hago de aeromozo a mis casi 33 años y otras preguntas existenciales. Nada que no cure un par de frias y/o una botella de buen vino y una sesión de hablar pajita con los amigos😉

     
  2. maiskell

    April 25, 2010 at 01:45

    ¡Toto es una maravilla en persona y en el blog!
    Lee su blog con una copita de vino y preparada para reir.
    Uno es suficientemente bueno, la cosa es que uno no se lo cree!
    Ánimo!
    Mika

     
  3. Coraline

    April 25, 2010 at 13:26

    Muchas gracias a los dos, sólo uno de esos días en los q necesito un empujón. besos =)

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: