RSS

Give Me a Call

10 Sep

A la espera de una llamada que no sé si llegará o cuándo. Dibujas cada imagen en mi cabeza que con tan sólo unas pocas palabras puedo saber lo que has dicho. Hasta que llega un momento en el que hay que llevar las cosas a cabo, hacer ese sueño realidad y asegurarse de que así se quede. Así que hay que dejar los pensamientos florecer en nuestra mente y capturar esas visiones para no dejarlas atrás.

Hoy deberías regalarme una llamada, pero ¿por qué habría de ser así si no me has llamado en los últimos 4 días?

Esta semana he pensado en ti mucho más de lo que debería; ahora existe una estructura que nunca antes pudo sostenerse. No hay más oportunidad para echarte un farol sobre las cartas que tienes en la mesa y lo que debe ser, tendremos que tomarlo como una señal.

El sol se puso y mi amor se marchó, casi llega el invierno y yo me encuentro tan lejos en la oscuridad, una que me guiará al lugar en donde se halla el significado de todas las cosas. Echo de menos el pensar en ti con tanta frecuencia, he olvidado lo que se siente recibir flores. El clima es el mismo y nada ocurre. No tener tu amor es una lección muy dura de aprender.

La paciencia y el tiempo que vendrá con los años, permitirán reinventar aquello que las horas desharán y los círculos que aún no son círculos de alguna manera se cerrarán por completo.

Sigo escuchando las cosas que dijiste, sigo sintiendo cómo te metes directo a mi cabeza.

Hoy sólo regálame una llamada.

Te llamaría yo pero no hablarías conmigo; no hay espacio para las palabras y en la medida en que me alejo tú me halas. Yo soy el mar y tú la luna. ¿Cómo puedo saber si sólo soy yo? A veces pienso que quizás es así… Espero que sepas que puedes confiar en mí.

Y estas palabras tal vez no tengan sentido, pero sólo he pasado esta semana esperando una llamada, una que será seguida por un encuentro; un encuentro que no hemos tenido durante los últimos 4 días que son pocos pero se han hecho una eternidad para mí. Un encuentro que definirá los pasos a seguir de aquí en adelante, muchas cartas por abrir, palabras qué decir; pensamientos que intercambiar, compromisos qué cumplir y seguramente algunas lágrimas qué derramar.

Sólo regálame una llamada.

 
Leave a comment

Posted by on September 10, 2009 in arroz con mango

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: