RSS

De los Servicios en Barajas

20 May

Se encontraba en el aeropuerto de Barajas (Madrid) mientras esperaba la conexión a su siguiente vuelo. Tenía un par de horas libres así que tras hablar con el jefe, se sentó a escribir un reporte sobre la productividad de su viaje para aprovechar el tiempo e ir adelantando trabajo, claro que, cuando abrió su portátil descubrió que la carga de la batería rondaba apenas el 5%.

El Blackberry también sin batería, tampoco tenía carga la de su móvil personal. Tras un suspiro fuerte con aire de frustrado recordó que llevaba consigo el cargador del móvil para el portátil. Pensó entonces que bastaría con cargar el portátil y así luego podría cargar el móvil de empresa. El reto entonces era encontrar un enchufe en un aeropuerto que, de haberlos los habrá y seguramente muchos, pero ¿cuántos disponibles al público como para conectar aparatos electrónicos personales?

Caminó varios minutos hasta la Terminal 1. Dedujo que allí habría menos gente que en la 4 o en la 2. Llegó hasta el mostrador de facturación número 0001, de los 3000 que hay habilitados en el aeropuerto. Tres máquinas de Coca Cola rodeadas por ninguna persona se iluminaron en sus ojos como quien consigue un Oasis en medio del desierto. Se acercó, desenchufó una de las máquinas, conecto su portátil y se sentó en el suelo vistiendo su traje, como si se tratase de un salón VIP o de una sala específicamente habilitada para aquel fin.

Transcurrieron algunos minutos y la gente que pasaba le miraba como preguntándose “¿Qué hace este aquí?” Entonces llegó uno con uniforme que al notar que una de las máquinas expendedoras de refrescos se encontraba apagada intentó averiguar cuál era le problema.

Se acercó, le dio un par de golpes a la máquina, notó que no estaba enchufada:

“Perdone caballero, ¿desenchufó usted esta máquina para conectar su portátil?”

“¿Yo? No, que va! Tenía rato buscando un enchufe y cuando llegué noté que este estaba libre pero la máquina ya estaba así.”

“Pues tendré que llamar al servició técnico para que venga a mirarlo, y sepa usted que no puede estar aquí”

“Muy bien, ¿me indica dónde se encuentra la zona habilitada con enchufes para el público?”


El tío vaciló por un momento y luego respondió,

“Es que me parece que no tenemos” (no te jode, seguro que nadie lo había notado!)

“¿Me está usted diciendo que en un aeropuerto internacional de esta categoría tenéis habilitadas áreas para fumadores y áreas Wi-Fi pero que no tenéis ningún lugar donde uno pueda enchufar su portátil para trabajar? ¿No le parece que con los impuestos que pagamos a Aena es suficiente como para poder tener acceso a algo tan elemental?”

“Pues sí, tiene usted razón!”

“Vale, entonces me deja quedarme aquí cargando mi portátil 20 minutos mientras viene el servicio técnico a revisar esto?”

“Sí sí sí, por supuesto, sírvase usted, faltaba más!”

¿Será mera coincidencia cualquier parecido con la realidad?

 
Leave a comment

Posted by on May 20, 2009 in anecdotes, traveling

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: