RSS

¿Cuánto es Suficiente?

19 May

Ese día tuvimos otro roce durante nuestro rato de dispersión en la piscina. Sólo porque se marchó al servicio con los amigos pero no volvió en un par de horas. Mi molestia inevitable desencadenó la conversación que tuvimos a posteriori ese día. Eran ya muchas incidencias tontas como ésas… Habíamos hablado antes sobre cosas similares aunque nunca como entonces. Aclaramos las cosas que teníamos que aclarar y quedamos en lo que teníamos que quedar. Sin embargo creo que me quedé bastante afectada por las cosas que me dijo y tras expresar cómo me sentía yo; de ahí que ayer estuviese todo el día como ausente.

Él lo notó y me preguntó varias veces qué me pasaba, pero es difícil responder a eso cuando no existe ninguna razón en concreto para estar así. Tal vez es sólo el resultado de todos los pensamientos que me pasan por la cabeza, de las preocupaciones, de la ansiedad con la que suelo vivir y con la que estoy llevando estos días por sentirme aún vacía, como que me falta algo más y porque no puedo evitar pretender controlarlo todo… Porque cuando veo que las cosas no se encaminan como yo espero me desboco, y entonces mis pensamientos comienzan a avanzar a pasos agigantados y mucho más rápido de lo que mi cerebro, físicamente, puede procesar…

Hay quienes dicen que me ven más sociable y relajada, y es así desde que estoy con él; pero las cosas nunca son suficientes; ni mis esfuerzos por cambiar y mejorar, ni mis esfuerzos por adaptarme a él y ser más flexible, ni mis esfuerzos por relajarme y vivir de una forma menos estricta… A veces siento que él no valora lo suficiente todo lo que estoy haciendo para que esto funcione; tal vez sí lo ve pero no lo expresa; yo creo que quizás no lo ve porque no conoce como era yo antes y cómo estoy siendo ahora con él como para darse cuenta de que sí he mejorado….

Tal vez simplemente no estoy preparada para asumir otra relación tan pronto; tal vez no tengo la madurez suficiente para dejar de darle importancia a cosas que no las tienen y para no molestarme por cosas que no lo ameritan. Pero entonces pienso que todo es relativo y que no puedo seguir utilizando el patrón de medición de todas las personas que me rodean para determinar qué cosas son importantes o no y por eso sólo puedo hablar de mis sentimientos y de las cosas que me afectan más no intento entrar a decir si las cosas están bien o mal o si son motivo suficiente de molestia y desilusión.

Hubo algo que me dijo que me dejó petrificada:

Nunca se quiere a una persona lo suficiente

Yo no había pensado en eso, parece obvio, parece tonto, parece lógico; ¿cómo es que nunca se me había ocurrido? Sabía que nunca se llegaba a conocer a una persona lo suficiente, o al menos eso había estado escuchando desde siempre; pero no me había planteado el hecho de que tampoco llega a quererse a alguien lo suficiente… ¿será cierto?

Después de pensarlo entendí que sí. Siempre creí que existirían personas en mi vida a las que querría para siempre y por siempre -de por vida-. Siempre pensé que existía la posibilidad de querer a alguien o a todos lo suficiente como para que nada me molestase de esa persona o como para que estuviese dispuesto a hacer cualquier cosa por ella. Lo he estado pensando y no es así. Ni si quiera quiero a mis padres lo suficiente como para anteponer todos sus deseos a los propios.

Por su puesto aquí también hay mucho de cómo interpretar esa frase; yo sólo puedo remitirme a mi relación anterior porque fuera de la de ahora es lo único que conozco y es la única que he tenido. Es cierto que no nos quisimos lo suficiente como para ceder. Él no me quiso lo suficiente como para venirse a donde estaba yo; yo tampoco a él lo suficiente como para irme a donde estaba él. Y es que no sé si es un buen ejemplo pero a mí me llegó hasta el alma porque estaba convencida de que sí lo quería infinitamente y lo suficiente como para hacer cualquier cosa por él; sin embargo no fue así y ahora me preocupa pensar en mi relación actual porque de entrada no estoy enamorada o creo no estarlo, pero si cuando creí que lo estaba tampoco quise lo suficiente, entonces ahora q no lo estoy menos aún….

Creo que no le tengo tanto miedo a fracasar como a la idea de afrontar que sea mi culpa y como a la idea de asumir ya no la pérdida de una pareja sino también de un amigo e incluso de un grupo de amigos. Nunca he sido de darme por derrotada con facilidad, pero cuando se ven venir las cosas como me pasa a mí; la misma inquietud y los mismos pensamientos son quienes me llevan a ese resultado tan temido; y sé que no debería estar pensando en esto.

Tal vez yo no quiero lo suficiente a mi pareja actual como para adaptarme a él lo suficiente como para que las cosas funcionen. Y es una cadena. Tal vez él tampoco me quiere lo suficiente como para soportarme a mí y al carácter que llevo adjunto como para que nuestra relación dure lo suficiente como para poder llegar a conocernos y querernos más.

¿Cómo puede no quererse nunca a alguien lo suficiente? Esta idea me traumatiza…

Esto ha tirado abajo todos los esquemas que tenía en mi cabeza al respecto y me parece increíble que estaba y siempre ha estado allí pero que jamás me lo había planteado.

¿Y cómo se mide la suficiencia? ¿Cuándo y cuánto es suficiente?

 
Leave a comment

Posted by on May 19, 2009 in reflection

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: