RSS

Otra Oferta Laboral

06 May

El día martes 28 de Abril recibí una oferta de trabajo a manos de un director de compras de un hotel 5*.

Me ofreció un contrato de sustitución por maternidad de 4 meses y sin miras a quedarme; a razón de poco más de 200€ adicionales a lo que recibo ahora pero por el doble de, seguramente estrés y, horas de trabajo. Lo que sí me aseguró es que haría todo lo posible para que yo me quedase en el puesto una vez finalizado el contrato, o en su defecto, para que al menos me quedase en el hotel.

Para mí una decisión difícil, como todas las que me ha tocado tomar en lo laboral últimamente. Me citaron para entrevista esa misma tarde así que me dispuse para estar allí a la hora pautada.

Mis opciones se reducían a lo siguiente:

  1. Quedarme con los ingleses, sin contrato, sin saber por cuánto tiempo más, cobrando un buen dinero para las 20 horas de trabajo correspondientes, sabiendo de qué va el trabajo, contenta con lo que hago, con un excelente equipo de trabajo, con un horario flexible, con la oportunidad de subir si las cosas mejoran, con el temor de quedarme colgada si la oficina cierra, con la posibilidad de seguir mis clases de alemán y continuar buscando un segundo empleo de media jornada.
  2. Aceptar la propuesta del hotel, con un contrato temporal de 4 meses, sabiendo que luego de ello no tengo garantías de quedarme, cobrando no tan buen dinero por 40 horas de trabajo semanal, sin saber de qué va el trabajo o si me gustará, pero con la oportunidad de entrar en un nuevo sector y no cualquiera sino el hotelero que se mueve mucho en la isla, con la ayuda de un amigo en el departamento, sabiendo que sólo sería una administrativa más del mismo, con la incertidumbre de no saber si me quedaría estancada en ese puesto, sin la posibilidad de continuar con mis clases de alemán al menos por lo que queda de este curso escolar.

Ninguna de las opciones me era atractiva por el simple hecho de que ninguna me puede brindar un empleo estable que es lo que realmente busco en este momento. Intenté analizarlo desde todos los puntos de vista, recibí unas 10 opiniones diferentes en el asunto y la mayoría de las personas me sugirieron que cogiese el trabajo del hotel.

Sin embargo yo decidí quedarme con mi equipo de trabajo y con los ingleses puesto que si a arriesgar voy, prefiero arriesgar en grande y visto que igualmente en el peor de los casos dentro de 1 mes, o en el mejor dentro de 4, estaré en la calle; prefiero entonces aguantar con mi empleo actual lo más posible. Me compensa mucho más y mis oportunidades de hacer carrera en esa empresa son más altas; siempre y cuando todo vaya a mejor y allí es donde todos parecen coincidir en que las cosas, si acaso, están yendo a peor.

No es que yo esté en desacuerdo con respecto a ese último punto, pero lo que si está claro es que la crisis en algún momento tendrá que acabar. Puede que mañana, puede que en un mes, puede que en un año; pero hasta que eso suceda procuraré aguantar de pie.

Por otro lado pensé que la probabilidad de conseguir un empleo con las mismas condiciones que me ofrecía el hotel son más altas q las de conseguir uno con las condiciones que tengo ahora, mejor entonces aguantar aquí a ver si tenemos éxito y la cosa surge. Es difícil tener fe y ser optimista cuando la realidad pinta en tonos grises cada vez más oscuros, pero la crisis también pasará.

No creo que será en los próximos 4 meses, pero procuraré aguantar lo que aguante. Estaré aquí hasta que los ingleses puedan permitírselo o hasta que yo consiga algo que realmente se acerque a pocos metros de lo que sería el trabajo de mi vida.

¿Y qué pasa si mañana me echan? Me quedaré en la calle, sin poder coger el paro, con muchas personas a mi alrededor diciéndome “te lo dije, debiste coger la oferta del hotel.¿Y si lo de los ingleses me resulta por más de 4 meses? Entonces sabré que algunas veces también vale la pena creer en lo imposible.

Por lo pronto mi equipo está feliz de que no me vaya y agradezco mucho el detalle que tuvieron al decirme que me apoyarían fuese cual fuese la decisión que yo tomase puesto que sólo querían lo mejor para mí.

Y al final, el éxito sólo depende de mí.

Tras la entrevista me fui a caminar con mi niño por Las Américas. Caminamos un buen rato y más tarde nos fuimos con unos amigos al bar de siempre. Ellos a ver al Barca perder, y yo a verle ganar; también como siempre.

Después nos fuimos a casa, llegamos tarde para la cena. Vimos la final de Fama. Luego me fui a dormir.

 
3 Comments

Posted by on May 6, 2009 in gajes del oficio

 

Tags: , , ,

3 responses to “Otra Oferta Laboral

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: