RSS

Mi Credo Personal

17 Mar

Y he aquí el resultado de hacer el más reciente ejercicio de taller semanal de Lorena Sanmillan:

Creo en mí.

Creo en el amor propio, ése que me permite seguir andando, aún cuando otros me hacen dudar de lo que valgo.

Creo en el respeto; no sólo el que el que debemos a los demás, sino también el que nos debemos a nosotros mismos para no anteponer los dictados de otros o de la sociedad a los deseos o necesidades propias.

Creo en la familia como unidad básica y fundamental de la sociedad, en que todos necesitamos una y en que ella juega un papel determinante en nuestra educación y formación.

Creo en la sinceridad, sólo porque se puede engañar a algunos todo el tiempo y a todos algún tiempo; pero definitivamente no se puede engañar a todos todo el tiempo.

Creo en tener la humildad suficiente para conocer mis propias limitaciones y debilidades, para aceptar una derrota, para reconocer un error y simplemente para entender que todos somos iguales y que hay cosas que sólo por tenerlas, no me hacen mejor persona.

Creo en tener el valor de intentar las cosas aún cuando no resulten, puesto que al menos viviré con la tranquilidad de saber que hice todo lo que estuvo en mi mano; sin torturarme el resto de la vida preguntándome “qué hubiese pasado si…”

Creo en tener el valor de enfrentar los problemas y los temores por duro que sea, “porque cuando quedan cuentas pendientes en la vida terminan alcanzándote por muy rápido que corras. Y por muy lejos que vayas.”

Creo en el don de la sabiduría; en saber callar cuando no tengo nada bueno que decir, pero también en saber que no debo decir nunca lo contrario a lo que pienso.

Creo en tener la fuerza de voluntad, para superar las dificultades, para ser mejor persona, para conseguir lo que anhelo, para cerrar capítulos caducados y abrir nuevas puertas.

Creo en hacer el bien sin mirar a quien, en ayudar a quien pueda, en no guardar rencores, en no desear el mal a nadie y en tener la certeza de que la vida sola se encarga de poner a cada cual en el sitio en que merece estar.

Creo en el ser más que en el tener. Esto me permite crecer como persona y dar todo lo que estoy en capacidad de aportar a otros sin que lo tangible se convierta en la medida de lo que soy.

Creo en el tener la capacidad de adaptarme a las situaciones y entender que no importa tanto enfocarme en los problemas o dilemas que no puedo cambiar sino en encontrar soluciones para seguir avanzando. ¿Me afecta? ¿Puedo cambiarlo? si no puedo contestar sí a ambas preguntas, no merece la pena amargarme.

Creo en el ser fiel a mis principios y valores, ésos que me hacen ser quien soy y me han traído a donde estoy ya que de otro modo no tendría rumbo y ni norte.

Creo en la satisfacción del trabajo bien hecho, independientemente de que otros no sepan valorarlo. Las cosas hay que hacerlas bien o mejor no hacerlas.

Creo en que no se puede complacer a todos y que por eso es mejor buscar mi propia felicidad; nunca faltará quien sobre, quien me critique y quien se vea perjudicado por mis decisiones.

Creo en el hecho de que las personas que componen mi vida son como las piezas de un tablero de ajedrez; siempre habrá que sacrificar a alguna por el bienestar del resto; por poco o mucho que duela y por poco o mucho que se me odie por ello.

Creo en el hecho de que siempre se puede aprender algo de cada persona, hasta de los más pequeños, hasta de los más vacíos; cada cual tiene algo que ofrecerme aunque sólo sea a su manera.

Creo en que la medida del amor es el amor sin medida y en que no se puede querer a la gente como se quieren las cosas sino que sólo puedo amarles por lo que son con sus virtudes y sus defectos.

Creo en encontrar el balance para tener la libertad de ser quien soy pero adaptarme sin justificar mis actos bajo cualquier circunstancia con un “yo soy así”.

Creo en que la única constante es el cambio y en que la esencia de las personas puede que siempre sea la misma, pero hay que adaptarse a las circunstancias, a las situaciones y a la gente que me rodea si es que quiero conseguir algo en la vida o sólo ser mejor.

Creo en el hacer las cosas por convicción y no porque otros me las pidan, pues al final del día seré infeliz si intento ir por la vida haciendo la voluntad de otros y además dejaré de ser yo misma en el intento.

Creo en el no arrepentimiento de las decisiones y acciones tomadas siempre y cuando las haya tomado encontrando el balance entre la razón y el corazón; y siempre que tenga la certeza de que era lo mejor que podría hacer bajo mis circunstancias. No importa el resultado; no se puede siempre ganar o acertar.

Creo en que no hay respuestas correctas o incorrectas, sólo distintas versiones de la realidad, sólo distintas caras de una misma moneda; las cosas pueden ser negras, blancas o grises según como se miren y por ello creo que hay más relativos que absolutos.

Creo en que una duda puede más que una razón, en que las relaciones humanas por naturaleza son complicadas, en que las amistades son como plantas que hay que regar cada día, en que la confianza se gana y en que una llave de cristal que se rompe jamás volverá a ser la misma por mucho que intentemos pegarla o enmendarla.

Creo en ti.

 
1 Comment

Posted by on March 17, 2009 in writing

 

One response to “Mi Credo Personal

  1. rfrfrf

    May 29, 2014 at 17:14

    jojojojojojoj

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: