RSS

La Leche

07 May

¿Hasta dónde puede llegar el fanatismo de la gente?

Nunca he sido muy aficionada al fútbol, pero dado que España sin fútbol no existe, y a pesar de que crecí rodeada de los partidos tradicionales del Barça sin importar el lugar donde viviese, he tenido que adaptarme un poco a esta fiebre nacional que caracteriza a los de la Madre Patria.

Mi padre es fanático del fútbol como buen español y su equipo de nacimiento es el Barça. Como es Catalán no podía ser de otra manera, así que por herencia de alguna forma el Barça también es mi equipo, y es algo que nunca he cuestionado porque es una de esas cosas con las que uno prácticamente nace.

Lo que me impresiona es ver cómo esa fiebre futbolística se puede llevar “al extremo”. Y lo pongo entre comillas porque lo que puede parecer una situación extremada a mi manera de ver las cosas, probablemente no lo sea para otros. Lo cierto es que me parece la leche que la rivalidad entre el Madrid y el Barça lleve a un crío a llamar a la puerta de mi casa 5 minutos después que el R. Madrid metiese su primer gol en el partido de esta noche.

Con todo y que no soy aficionada al fútbol no pude evitar cagarme en él y toda su parentela. A ver si hay derecho a que estén llamando a la puerta a las horas que eran para encontrar a un crío de 11 ó 13 años que dice “una a cero”.

Si hubiese sido yo la que hubiese abierto la puerta, seguramente se la hubiera tirado en la cara. Mi abuela se cagó más en él cuando decidió no engancharse y por el contrario felicitarle, pero a mí me sigue pareciendo la leche y más increíble por el hecho de que estos niños o no tienen padres que les vigilen, o los tienen pero estos son los valores que les transmiten. A mí jamás en la vida se me ha ocurrido molestar a un vecino y menos se me pasaría por la cabeza hacerlo para decirle por la cara que su equipo está perdiendo o que el mío está ganando. Es como si cuando juega Nadal versus Federer me fuese a la puerta de mi vecina Sueca a decirle que Nadal está ganando. HELLO!?!?!?!!?! Eso no se hace.

Este fanatismo llega a molestarme cuando se lleva al extremo ya no de bromear sino de cagarte encima del vecino POR LA CARA vamos. Creo que mi hijo jamás hará algo así y como se le ocurra nada más pensarlo se va a enterar. Por mí este crío que se abra una cuenta de banco y se ahorre sus palabras!

 
1 Comment

Posted by on May 7, 2008 in todo lo demás

 

Tags: , , , , , ,

One response to “La Leche

  1. rosanalpz

    May 8, 2008 at 07:24

    ¡Qué fuerte que llamara el chaval para deciros “una a cero”! No encuentro ni adjetivos para decir lo que me parece. En fin… qué paciencia te tocó tener…

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: