RSS

Just Say Good Bye

19 Apr

Ayer mi hermano se fue a Alemania a ver a su novia. Desde niños nos ha separado una barrera que parece hacerse más alta con el tiempo en vez de desaparecer. Son años de rencores, de resentimientos y de diferencias que cada vez nos alejan más al uno del otro por muchísimas razones que no voy a detallar ahora.

En la misma medida en que hemos crecido se ha deteriorado también nuestra relación y ayer salí de casa sin despedirme aún sabiendo que se iba y que no lo vería por unos 12 días.

En el coche de camino al trabajo mi padre me preguntó si me había despedido de él y le dije que no porque no me nacía. Se enfadó y me echó un poco la bronca por mi comportamiento. La verdad me pareció increíble porque pensé que mi hermano no se lo merecía. Después de todo ni siquiera me dijo que se iba ni se ha molestado nunca en acercarse a mí.

Pensé que le daría igual que me despidiese de él y no lo hice. Mis padres intentaron persuadirme y me hablaron de la admiración y respeto que me tiene mi hermano a pesar de que sólo me demuestre su rabia y de que sea un gamberro conmigo.

Me dijeron que el hecho de que él se aun gamberro no significa que yo lo sea con él de vuelta y también que lo cortés no quitaba lo valiente, como diciendo que a pesar de las cosas que me hace sigue siendo mi hermano y eso nadie puede cambiarlo.

Las cosas que me dijeron me afectaron bastante y creo que hacía mucho que no me sentía así. Insistí en que no me despediría de él forzada y mis padres siguieron repitiéndome lo mal que les parecía. Mi padre terminó por pedirme de favor que llamara a mi hermano a despedirme porque consideraba que eso le afectaría de forma positiva.

Terminé cediendo y aunque en el momento me daba coraje sentir que mis padres lo defendiesen, en el fondo se los agradezco porque aunque sé que él estará bien, si le llegase a pasar algo y no volviese a verlo más, JAMÁS me perdonaría el no haberme despedido por orgullo aún teniendo la oportunidad de hacerlo.

Apenas llegar a la oficina lo llamé a despedirme y aunque lo hice, rompí a llorar. La voz se me cortó y no sé si él lo habrá notado pero lo cierto es que me sentía como la peor persona del mundo por haberme negado a ceder aunque eso sólo sea mi mecanismo de defensa.

Supongo que estoy en paz con mi conciencia en lo que a él respecta y por lo demás, sólo me queda recordar que lo que uno da, también recibe y ya cada cual tomará de vuelta lo que merece.

 
Leave a comment

Posted by on April 19, 2008 in family

 

Tags: , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: