RSS

"Grandes Despedidas"

10 Mar

Esta mañana causé baja voluntaria en la empresa en la que he estado trabajando desde el día 05 de Febrero del 2007. Y pensar que ya me han hecho contrato indefinido y hoy renuncio a lo que debía ser un puesto “estable”. Tenía más de 6 meses buscando empleo porque no me sentía a gusto en mi empresa actual. A pesar de que fui a muchas entrevistas y participé en diversos procesos de selección de empresas grandes y pequeñas no había logrado dar con algo que me llenara lo suficiente. Si lo llegué a encontrar, no me llamaban más y sólo hasta hace poco y con la ayuda de un contacto de mi hermana he logrado conseguir un nuevo empleo.

Entré a esta empresa con mucha ilusión y me he estado dejando la piel en mi trabajo desde el comienzo. Me prometieron villas y castillos y sin embargo sólo me han dado una chabola. Aún así seguí viviendo, currando y caminando pero las cosas nunca fueron mejor. Viví muchos incidentes con compañeros, clientes y simplemente con el trabajo en sí mismo. Siempre busqué una forma de resolver y gestionar lo que viniese, de ajustarme a los imprevistos, de ser no sólo eficiente sino eficaz y sin embargo nunca me sentí valorada.
Me han dado muchas responsabilidades pero nunca me han tomado realmente en cuenta para las decisiones grandes o pequeñas de la empresa. Nunca me han tomado en cuenta, ni a mí, ni a mis compañeros, como parte importante de este equipo de trabajo que funciona como motor de esta compañía. Es la gente quien mueve a la empresa y si la gente no está a gusto, la empresa no puede ir bien.

Esta empresa fue mermando mi carácter, mi personalidad y mis competencias laborales. Hice un gran esfuerzo por adaptarme, por cambiar y por ser más positiva. Lo he logrado hasta cierto punto y he conseguido manejar la presión y las circunstancias poco favorables que me rodean. Sin embargo he llegado al límite de aguante y paciencia, al extremo de no poder soportar ni un día más allí; al extremo de no querer saber nada de esta gentey de querer irme aunque me paguen menos en otro empleo.

Desde el primer momento que comencé a buscar trabajo estuve convencida de que cuando por fin pudiese irme de aquí me iba a dar un gustazo al momento de entregar mi dimisión. Siempre pensé que me quedaría una inmensa satisfacción de poder decirles sin temor de los pequeños males de los que sufren y de los grandes bienes de los que se pierden. Tenía la certeza de que se me inflaría el alma de poder gritarles todas las cosas que hasta ahora me he callado, pero a pesar de todo esto he descubierto hoy que no quiero más que irme humildemente y dejar que las cosas caigan por su propio peso.

Nunca pensé que causar baja en esta empresa me costaría tanto. Estaba nerviosa, no podía concentrarme en el trabajo y mi jefe no llegó hasta casi las 10 de la mañana. Preparé la carta y la metí en un sobre. Él dio muchas vueltas antes de instalarse en su oficina, y yo seguía esperando a que finalmente se sentara para poder darle la noticia. Sentí un hueco en el estómago. Entregué la carta y sentí cómo en vez de satisfacción en mi corazón sólo había malestar. ¿Por qué me sentía tan mal si desde hace tanto tiempo había estado esperando ese momento?

El alivio llegó poco después. A pesar del disgusto sabía que estaba haciendo lo correcto. Se dibujo una sonrisa en mi rostro y me sentí aliviada.  Mi jefe intentó persuadirme, insistió en si no había una posibilidad de reconsiderar. Le dije que ya no había marcha atrás y sé que está desilusionado, pero él y yo sabemos que esto no es algo personal, y después de todo “nadie es imprescindible”, al menos no en teoría.

 

La responsable de RRHH me llamó un rato después, pero tiene una forma tan prepotente de preguntar y decir las cosas que cortó cualquier mínimo chance de comunicación entre nosotras. No solté bocado y ella no insistió. Después de todo no tengo por qué dar explicaciones grandes o pequeñas. Además bien aprendí a los 9 años que es mejor callar si nuestras palabras no son mejores que nuestro silencio.

Me voy de aquí, y me voy porque la empresa no quiere gente competente ni ambiciosa. En cambio busca empleados mediocres y conformistas, que no cuestionen las decisiones o la manera de gerenciar de los jefes. Quiere marionetas con necesidades tales que hagan que la gente aguante lo que sea con tal de no perder su empleo. Quiere gente que haga la vista gorda de los problemas, que firme contratos de 40 horas semanales aunque en realidad trabajen 55, gente que sea sumisa y manipulable, todo lo que en pocas palabras yo NO pude ni puedo ser, porque valgo más que eso, porque tengo un potencial por desarrollar, porque mi salud no tiene precio y porque mi cultura, mis valores y mi sentido de dignidad está por encima de un salario de 960 euros netos al mes.

 

De aquí me llevo lo más bonito que son mis compañeros, y a pesar del sabor agridulce que me deja la compañía en la boca, agradezco la oportunidad que me han dado. Para mí fue una escuela, fue un puente, ha sido un lugar donde he podido crecer como profesional y persona, y aprender muchas cosas que hoy me hacen más grande pero también más pequeña. Para mí es un orgullo irme por la puerta grande y con la cabeza en alto, independientemente de que mañana me digan que no trabaje el preaviso y que no vuelva más. He sido lo más políticamente correcta que he podido aunque también sincera.

Ahora comienza una etapa nueva de mi vida, una etapa de cambios que aunque sean para bien no son fáciles de asimilar. Estas son las grandes y pequeñas despedidas que hacen que mi cuerpo se mueva de lado a lado. Mis compañeros aún no lo saben. No quiero que me traten diferente estos días ni que me agobien con preguntas. Prefiero salir humildemente y sin hacer mucha bulla. Espero que este viento que sopla hoy -y haciendo honor a la maravillosa canción de Pastora “Grandes Despedidas”- se lleve todo lo malo sacando y elevando lo bueno.

 
Leave a comment

Posted by on March 10, 2008 in employment

 

Tags:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: